EL ESCUDO DE HUÉRCAL-OVERA

 

 

Con el Aguila, de su color, sombreada y azorada, representa el engradecimiento, la prosperidad y la gallardía con que Huércal-Overa se ha elevado sobre las demás villas de su comarca. De su pico cuelga una cinta ondulante en la que, con letras de oro, se consigna la fecha de la escritura de su emancipación de Lorca y concesión de Villazgo.

En el cantón diestro del Jefe, en campo de azur, resalta el Castillo de Huércal, representado heráldicamente, encima del cual se indica la llave que lo retenía en poder del Alcaide moro de Vera, capital del territorio a que perteneció durante la dominación sarracena. Llave que aquel entregó, con las de los demás pueblos de su dominio, al Rey Católico Don Fernando, al rendirse y capitular. El esmalte de este cantón representa el color del firmamento sereno.

En el izquierdo resalta el Castillo de Overa, con la escala que formó el bravo capitán lorquino Tomás de Morata. con las cuerdas y sogas que halló a mano, para escalarlo. La luna campea sobre el castillo como en a noche del asalto. El color de este cuartel simbohza a sangre del centinela moro, a quien dio muerte el valiente Morata en las almenas de la asaltada fortaleza.

En los cuarteles siniestro y diestro inferiores, respectivamente, los escudos de los antiguos reinos de Granada y Castilla, por haber pertenecido a ellos, en orden sucesivo, los lugares y fortalezas de Huércal y Overa. La cruz recortada de San Jorge, indica la del escudo de Almería, a cuya provincia corresponde, política y administrativamente, la villa de Huércal-Overa.

Como la Agricultura e Industria han sido, los no­bilísimos fundamentos de la riqueza, prosperidad y notorio engrandecimiento de la laboriosa villa, va colocado un escudete sobre el todo del todo, como se dice en la ciencia del blasón, con aperos de labranza o útiles agrarios, y una colmena con varias industriosas abejas que vuelven a ella después de haber libado en las flores, como símbolos de dichos nobles agentes de nuestro desarrollo local, especialmente en el continuo ir y volver al patrio suelo de sus infatigables hijos, a buscar y traer elementos de vida y riqueza con su agenciosa actividad.

Los dictados de Muy Leal, Patriótica y Laboriosa villa de Huércal-Overa, que bordean el escudo, están ganados por razones que largamente se exponen en su Historia.

 

Descripción del escudo, según figura en la "Historia de la Villa" de D. Enrique García Asensio (1910)